Toni Nadal: “Mi adiós está cerca”

nadal

A Toni Nadal (Manacor, 21 de febrero de 1961) no le hacen falta presentaciones. Elegante, discreto y amable. Recibe de forma distendido a Planeta Tenis en un céntrico hotel de Barcelona. Estamos ante el Toni más íntimo, al que vive alejado de los focos. Un hombre hecho a sí mismo en Manacor y que también ha crecido a la par con Rafael Nadal hasta llegar a lo más alto. Rápidamente se esmera en repetir una y otra vez que los éxitos son de su sobrino. Con Rafael (así le menciona durante toda la entrevista) le une una relación más allá de la familiar y de la profesional. Una relación total forjada desde el cariño y el respeto donde se hornearon gran parte de los éxitos del tenista de Manacor.

Toni sigue siendo ‘el tiet’. Un hombre sereno que no confiesa que no utiliza las redes sociales, que juega al ajedrez cuando se levanta y que está harto del fútbol. De la vieja escuela, el entrenador del mejor jugador español de todos los tiempos, habla decepcionado de la relación que tienen muchos jugadores con sus entrenadores. “Han perdido el respeto por la autoridad” confiesa, preocupado. Habla de sus sueños y no esconde el deseo de que sus hijos sean tenistas. Toni Nadal responde, sincero, a Planeta Tenis.

¿Cómo ha cambiado su relación con Rafael a lo largo de los últimos años?

Cambia como la figura de un padre y un hijo cuando éste se hace mayor. Las relaciones entre las personas van cambiando. Sobre todo cuando se establecen grandes diferencias de edad. A medida que Rafael va creciendo la relación va cambiando. Al principio yo era el que dictaba todo lo que se hacía y a medida que Rafael va haciéndose mayor pues es él quien dicta la sucesión de las cosas, no yo, que es, en parte, lo normal en gente responsable. Yo siempre he trabajado con la idea de que él fuera el responsable, no yo.

Lógico. Ya no es un niño…

Evidentemente cuando uno es joven la responsabilidad recae en la persona mayor pero a medida que el otro madura el peso de las decisiones tienen que ser suyas. 

¿Usted juega al tenis?

En estos momentos no juego prácticamente nada. Yo jugaba a tenis cuando era joven pero actualmente escasas veces. Cuando no me queda más remedio porque nos falta un sparring para Rafael, lo hago. Pero no me va muy bien ya que tengo problemas de espalda.

¿Qué sensaciones tiene cuando entrena con su sobrino?

Las sensaciones malas. La pelota viene demasiado rápida y muchas veces me la trago… [risas]

“Tengo una edad que ya estoy cerca de ‘dejar las pistas’ se retire Rafael o no”

¿Lee la prensa?

Casi nunca. En primer lugar porque no tengo interés en la prensa deportiva. Eso no quiere decir que algunas veces la ojee si Rafael ha ganado algo importante. Para informarme, sí que leo algo más la prensa general. Aunque estoy bastante decepcionado… la prensa responde a un interés partidista y económico y tampoco tengo especial interés en seguirla.

¿Tiene redes sociales?

No. Creo que hay alguien que me suplanta la identidad en Facebook. Pero yo soy de otra generación. No tengo mucho interés en explicar mi vida. No creo que interese a nadie.

¿Qué es lo primero que hace cuando se levanta?

Me levanto muy pronto cada mañana. Me suelo despertar antes de que salga el sol. Mi casa está delante del mar y lo primero que hago es mirarlo, leer un poco las noticias en internet y en muchas ocasiones juego al ajedrez. Algunas veces cuando me levanto y la gente de casa todavía no se ha despertado, me conecto a internet y juego alguna partida.

Toni Nadal (Foto: Jot Down)

Toni Nadal (Foto: Jot Down)

Este agosto ha sido diferente para usted. En lugar de estar en Estados Unidos junto a Rafael, lo pasó en casa. ¿Cómo fue el cambio?

Evidentemente ha cambiado mucho respecto a las últimas temporadas. Nos esperábamos estar en la gira americana pero al final no pudo ser. Siempre es un palo no poder competir, sobre todo cuando vienen torneos importantes como los que Rafael se ha perdido éste verano pero disfrutas de otros aspectos. En la vida, hay que aceptar las cosas como vienen. Uno se prepara para hacer su trabajo. En el mundo del deporte hay veces que las lesiones te impiden hacer lo que has estado preparando pero al final lo aceptas. Siempre hay motivos para estar feliz.

¿Ha aprovechado para jugar al golf con Rafael?

Sí, hemos jugado a golf aunque yo juego algo peor que mi sobrino [risas].

Mucho se habló de la destreza de Rafael en el golf. ¿Se ha planteado dedicarse profesionalmente en un futuro?

No. Nunca. Sería ilógico. Él juega bien, es hándicap 3, pero pensar que después de ser tenista podría ser golfista… diría muy poco de los jugadores de golf.

¿Es diferente Rafael cuando está en Mallorca que cuando va a torneos y a otros lugares del mundo?

No. Es el mismo. Aunque es verdad que Rafael es un personaje público por toda la influencia que ha tenido en el mundo del tenis y en Mallorca está un pelín más relajado. Los mallorquines somos cerrados, dentro del orden. Somos medio catalanes, que también son cerrados y tenemos una visión algo diferente. El hecho de ser de una isla te hace sentir miedo a lo de fuera y por eso te hace ser un pelín más cerrado… pero bueno… ya llevamos muchos años haciendo turismo y estamos obligados a abrirnos.

“He visto en numerosas ocasiones como el jugador le ha perdido casi todo el respeto al entrenador”

Sabemos que queda tiempo para una posible retirada de Rafa pero, ¿qué hará Toni Nadal cuando se desvincule como entrenador de su sobrino?

Bueno… No me preocupa mucho lo que venga después. Tengo una edad que ya estoy cerca de ‘dejar las pistas’ se retire Rafael o no. Supongo que seguiré vinculado con el mundo del tenis. Rafael abre una academia en Manacor así que supongo que me dedicaré a trabajar allí. También es cierto que he tenido varias ofertas para ir a hacer cosas a distintos lugares de Europa pero lo que tengo claro es que quiero seguir en el mundo del tenis.

¿Descartaría la opción de entrenar a cualquier otro jugador profesional?

Sería bastante difícil después de haber estado tantos años con Rafael y además haber tenido la suerte de haber estado con un gran jugador que ha tenido tanto éxito. Durante la relación no me he sentido incomodo en ningún momento. El momento actual de los jóvenes es complicado en cuanto el respeto hacía los mayores. Yo no estaría nunca dispuesto a estar por debajo de nadie. A mi me gusta mucho más, y además pienso que es mucho más importante, la formación inicial que no cuando uno ya está en el circuito ya que, al final, uno responde a lo que se ha preparado durante toda la juventud.

¿La formación de Rafa ha sido clave en su éxito?

La formación le ha ayudado a triunfar aunque lo que ha sido clave es su talento. Cuando tú eres uno de los mejores jugadores de la historia no es solo gracias a la formación. Lo que sí que pienso es que la formación le ha ayudado a tener una buena ubicación en el mundo y también le ha ayudado a superar unas adversidades que se le han ido presentando.

Leímos hace poco que decía: ‘para cuando me llegue la inspiración que me encuentre trabajando’…

Esto es una realidad indispensable en la vida. Yo no creo que la gente que triunfa o que destaca tanto sea solo fruto del trabajo. No creo que sea solo fruto de trabajo un Roger Federer, Michael Jordan… Lo que pasa es que si no trabajas tampoco lo serías. Y en cuanto a la mayoría de gente sí que estoy muy convencido que el trabajo nos ayuda totalmente. Yo soy un defensor del trabajo, sobre todo del esfuerzo mental.

A día de hoy, y con los jóvenes de ahora, no parece una tarea sencilla realizar este trabajo… ¿o lo ve posible?

Sería posible lo que tienes una dificultad, hoy en día, añadida debido a la sociedad. Es más difícil por todos los avances tecnológicos, por la inmediatez de las cosas y después por el rol que han tomado los hijos dentro de la familia y de la sociedad. Es complicado actualmente llevar la contraria a los jóvenes cosa que antes en mi época, era lo normal. Tú ibas al colegio te daban un cachete y no pasaba nada. Tú sabías qué tenías que responder a lo que se te exigía. Actualmente es difícil que los niños tengan un respeto a profesores, educadores, mayores… la sociedad ha cambiado mucho.

“Si Rafa hubiera tenido otro entrenador, es probable que no se hubiera dedicado al tenis”

¿Se ha perdido el respeto hacia las personas adultas?

Yo creo que sí. Mi mujer es profesora de instituto en excedencia y el cambio en la relación alumno profesor ha sido muy notorio. El profesor ha perdido su autoridad. Hubiera sido impensable hace años que un jugador se hubiera dirigido al entrenador de forma irrespetuosa. Hoy está a la orden del día. En mi ámbito he visto en numerosas ocasiones como el jugador le ha perdido casi todo el respeto al entrenador.

¿Por qué se ha producido éste cambio?

Mala formación de los jóvenes. Evidentemente con la colaboración de los padres. La ventaja que yo he tenido con Rafael es que él nunca ha dirigido una palabra irrespetuosa conmigo. Aunque también es verdad que hay jugadores que teniendo un mal comportamiento con sus entrenadores han tenido mucho éxito.

Si Rafa hubiese tenido otro entrenador, ¿hubiese llegado a lograr todo lo que consiguió en su carrera?

Mi figura… (piensa, levanta la mirada y continúa…) no sé que decirte… Para el modelo de Rafael sí que ha sido clave porqué en su momento yo dicté las directrices que quería de su juego, su comportamiento dentro y fuera de la pista en lo que a mi me atañe. Obviamente también estaban sus padres. Si hubiera tenido otro entrenador, es probable que no se hubiera dedicado al tenis ya que a él de pequeño, le gustaba mucho más el fútbol.

¿Ha habido algún momento en su carrera con Rafa en el que se os pasara por la cabeza dejar la relación jugador-entrenador?

No. Evidentemente durante todos estos años, como es lógico en cualquier relación, hay fricciones. Pero nunca se ha planteado la situación de dejarlo. Yo fui un entrenador bastante duro, sobre todo en la etapa de formación pero ahora Rafael tiene 28 años y las cosas han cambiado mucho.

¿Es cierto que cuando Rafa empezó a jugar a tenis no tenía definida su mano ‘buena’ y le hizo jugar con la izquierda?

¡No! Que va, no soy tan tonto [risas]. Lo que sí que es cierto es que él jugaba todo a dos manos. Y lo que yo le dije es que tenía que jugar a una mano. Le pregunté, ¿cuántos ‘top ten’ hay que jueguen con todo a dos manos? Ninguno, por lo tanto, tú no serás el primero. Eso sí. Desde los inicios él cuando le quería pegar más fuerte lo hacía desde el lado izquierdo y por eso pensé que era zurdo.

“No hubiese firmado que Rafa fuese un Albert Costa”

Es que él es zurdo de pie…

Claro. Él es zurdo de pie y yo pensaba que también lo era de mano. Lo que pasa es que a día de hoy lo único que hace con la izquierda es jugar al tenis.

¿Por qué Rafael es un tenista diferente?

Uno de sus rasgos es la pasión que pone en todo lo que hace y la intensidad. Cuando Rafael era pequeño yo le exigía muchísima intensidad en cada entrenamiento y en cada partido. Esta intensidad es el rasgo diferencial de Rafael. Me gusta que tenga una actitud apasionada e intensa dentro del juego. Es lo que entrenamos. Eso sí, cuando sufrió la grave lesión en su pie tuvimos que parar un poco y fuimos con cuidado. Si no, hubiera mantenido la intensidad todavía más alta en su carrera.

Toni Nadal junto a Pablo Bosch y Bruno Ballesté

Toni Nadal junto a Pablo Bosch y Bruno Ballesté

Este 2014 se cumplen diez años del primer título de su sobrino como profesional y de la victoria en la Copa Davis. El tiempo vuela….

Sí, no me esperaba esta progresión pero siempre tuve confianza en que Rafael fuera un gran jugador. Recuerdo hace muchos años estando en casa de Carlos Moyá, en Barcelona. Rafael tenía 15 años y Moyá me preguntó si yo firmaría que Rafael fuera un Albert Costa. Le dije que no. ¿Firmarías ser un Carlos Moyá? Y le dije que sí, porque en ese momento era el presente. Cuando estuve con Rafael a solas le dije que no lo firmaba ni en broma. Yo sabía que Rafael podría ser muy bueno, y tenía confianza en ello porque estaba trabajando para que lo fuera. Aspiraba al máximo. Pero pienso que no hubiera firmado tanto.

¡Arriesgado!

Después de ganar el primer Roland Garros, entrenando en Manacor, Rafael me preguntó que con cuántos Grand Slams firmaba acabar su carrera. Le dije que con cinco o seis. Y ya han caído catorce…

Hablando de Carlos Moyá, ¿cómo está tras la debacle en la Copa Davis?

No muy bien porque ha sido un fracaso para España. No un fracaso para él, sino para España. Y no para los que han participado, sino para los que no hemos ido. Los que han ido han hecho todo lo posible. Pero sí que es un fracaso para el tenis español por no haber formado un equipo mejor para ganar la eliminatoria.

Hay deportes que representar a tu país es lo máximo, en el tenis parece que no.

No es lo mismo que el fútbol. Allí ir a la selección es lo máximo. En el tenis no.

¿Ha perdido valor?

Mucho. Por el formato, por la situación actual y las exigencias del circuito. Para un jugador ya no es lo máximo estar convocado para la Copa Davis y por eso muchos no quieren ir.

¿Irá Rafa en 2015?

Sí, yo creo que sí. La idea es jugar. Rafael hubiera jugado en Brasil, y así se lo comentamos a Carlos Moyá. Luego no se pudo ir por la lesión.

El calendario implicará viajar fuera tras Wimbledon, seguramente a Rusia.

Es complicado por cómo está configurado el calendario. Este es el problema de la Copa Davis, que parece que la hacen con los pies. Rafael lleva jugado a gran intensidad y con estrés desde Miami hasta Wimbledon, casi sin parar, en los últimos diez años. Creo que necesitas un parón para recuperarte, descansar y preparar la gira de pista dura. La fecha del 17-18 de julio es una semana complicada.

¿Le llama la atención el banquillo de la Copa Davis?

No creo que me lo propongan y no creo que sea la persona indicada. Para el banquillo de la Copa Davis, en España, hay suficientes ex tenistas de gran nivel que creo que estarían muy por encima de mí. Para nada cabría la posibilidad de que yo estuviera en un banquillo de la Copa Davis. Es un cargo básicamente (duda, hace un silencio y continú)… Tengo que ir con cuidado, porque según lo que digo, no queda bien. Da igual… es un cargo que tiene una responsabilidad pero ya sabemos que todos los jugadores viajan con los entrenadores. Teniendo la responsabilidad de elegir y decidir quién está en pista, al final creo que los que van allí deben ser ex jugadores que han tenido buen nombre dentro del tenis español. Y allí no hay lugar para mí. Me gustaría, si tuviera que trabajar para la Federación, hacer algo donde yo creo que voy a ser más válido, que es en temas de formación de jugadores.

Toni Nadal (Foto: Jot Down)

Toni Nadal (Foto: Jot Down)

¿Se acaba la edad de oro del deporte español o la sociedad es demasiado alarmista?

Ha habido una época donde el deporte español ha estado muy arriba en muchos colectivos. Supongo que no es normal que la selección española de fútbol ganara Eurocopa, Mundial y Eurocopa. El golpe ha sido muy duro. En el tenis también ha sido muy duro bajar a segunda división, y eso no ayuda. En España hay muy buenos deportistas en fútbol, baloncesto, motociclismo, automovilismo, ciclismo y en tenis, por supuesto. No creo que sea el fin de la edad de oro, pero es normal que España no esté permanentemente en lo más alto.

¿Cómo valora la salud actual del tenis y de aquí a cinco años?

Es buena, dentro de los mejores del mundo hay muchos jugadores españoles como Rafael, David Ferrer, Feliciano, Robredo o Bautista. Hay muchos arriba. ¿Cómo estará dentro de cinco años? Creo que es más complicado. Tras Orantes hubo un bajón, que se recuperó con Emilio Sánchez Vicario. Y ahí empezaron los Bruguera, Corretja, Moyà, Ferrero y Costa. Dieron mucho al tenis. Luego llegaron Ferrer, Rafael, Tommy, y han dejado el listón muy alto. La generación que sigue no parece que pueda emular los éxitos de estas generaciones, pero hay buenos jóvenes y buenos jugadores.

 ¿Qué piensa de los éxitos de deportistas minoritarios como los de Carolina Marin en bádminton o los de Javier Gómez Noya en triatlón?

Pienso que desde hace mucho tiempo en España el fútbol lo abarca prácticamente todo. Es una pena. Cuando hablamos de deportistas, nos vamos hacia el fútbol y parece que son los máximos deportistas. Son los que tienen más nombre y reconocimiento, sí. Pero hay otros deportistas que probablemente se entrenen tanto o más que los futbolistas y que se esfuercen otras ocasiones bastante más que ellos. Pero lo que nos gusta al final es el fútbol.

“Que mis hijos fueran buenos jugadores de tenis sería un gran sueño”

¿Le gusta el fútbol?

Cada vez menos. No me gustan según qué comportamientos que se ven en los campos de futbol. Me gusta el juego limpio. Debido a que las federaciones internacionales no quieren ponerle remedio, vemos cómo el jugador que hace trampa es un listo, todo lo contrario que en otros deportes. Las protestas airadas constantemente, la mala intención en las entradas es constante, la chulería y las faltas de respeto hacia el rival en las celebraciones se ven constantemente cada fin de semana. Después, a mí que me gusta la normalidad, cuando veía todos esos peinados y tatuajes, pues no me atrae demasiado. En líneas generales me atrae menos el futbol de lo que me atraía antes, supongo que por la edad. Lo que no me gusta son ciertos comportamientos que se permiten en el mundo del fútbol.

Miguel Ángel Nadal fue jugador del Fútbol Club Barcelona, Rafa es madridista…. Está todo repartido en la familia Nadal.

Tenemos media familia madridista y la otra, barcelonist.a. Su padre es muy del Madrid y desde pequeño le inculcaron eso. La verdad es que Rafael es un fanático del Real Madrid. Bueno, un fanático no, es un gran seguidor. Me da pena… (risas).

En ocasiones se piensa que lo que hace Rafael puede llegar a ser fácil. ¿Qué opinión le merece esto?

Destacar en cualquier ámbito de la vida no es fácil. No soy de exagerar o menospreciar las cosas. Cualquier cosa que tú quieras destacar, siempre es difícil. Ser el mejor, o de los mejores en una actividad es difícil porque hay muchos que empiezan y muchos que no lo consiguen. Pero no es imposible. Si fuera tan complicado, nosotros no lo hubiéramos sabido hacer, entonces ni una cosa ni otra. No es fácil. O por lo menos a mí no me parece fácil devolver un saque a doscientos kilómetros por hora. Como tampoco me parece nada fácil ganarle a Djokovic, a Federer, a Murray o a David Ferrer.

¿Qué sueño le queda por cumplir a Toni Nadal en el mundo del tenis?

Muchos. El primero sería que mis hijos fueran buenos jugadores de tenis. Sin duda que sería un gran sueño. Pero a mí el día a día me hace soñar. Ir a Nueva York e intentar ganar, me produce una gran satisfacción. Ahora cuando vayamos a Paris Bercy o al Masters de Londres, iremos con la ilusión de ganarlos. Yo valoro mucho las cosas y procuro ser muy agradecido por todo lo que nos ha pasado. Nos ha ido muy bien y la verdad es que como yo sé de la dificultad, cualquier pequeño éxito lo valoro mucho. Para mi ganar cualquier torneo es casi un sueño.

  • Eva

    Chapeau Sr. Nadal. Sus palabras no tienen desperdicio….

  • Nacho Mühlenberg

    Enorme entrevista realizada por miembros del equipo de Planeta Tenis. ¡Bravo compañeros! :)

  • Pablo1989

    Gran entrevista, lástima de algunos errores gramaticales/ortográficos.

  • Roberta

    Magistral grande Profesor

  • Pingback: Entrevistas | Pearltrees

  • Pingback: Interview with Toni - Nadal News

  • Jota Reyes

    muy buena….

  • Costa del Tennis

    Wow… very interesting for sure!!
    http://www.costa-del-tennis.com (where experienced players play)